Relato corto «Destino»

Sabía que estaba condenada.

Su destino sólo podía ser uno
y el día había llegado.

Escuchó el chasquido del encendedor,
observó la mecha prenderse.
Empezó a arder.

Sin embargo, tras una canción,
alguien sopló.
La vela suspiró.

Déjate llevar por las palabras

Suscríbete a mi newsletter y sumérgete en un mundo de emociones.

Abrir chat
Resuelve tus dudas aquí
¡Hola!

Estoy por aquí por si me necesitas.

Escríbeme para preguntarme lo que quieras.