Relato corto «Hasta la cocina»

Se cuela por la rendija de la puerta.
Le roza las pestañas, las mejillas,
la nariz.
La despierta.
El aroma a café recién molido
la coge de la mano
y la lleva hasta la cocina.

Déjate llevar por las palabras

Suscríbete a mi newsletter y sumérgete en un mundo de emociones.

Abrir chat
Resuelve tus dudas aquí
¡Hola!

Estoy por aquí por si me necesitas.

Escríbeme para preguntarme lo que quieras.